Primavera en Nueva York (Martirio)

Concierto con Kenny Drew trío

Portada del discoMartirio acaba de sacar su último disco titulado Primavera en Nueva York.
Este trabajo sigue la línea de sus últimos álbunes, rehacer canciones antiguas, clásicos casi siempre, añadiéndole un buen puñado de jazz o de flamenco, pero en este caso ha incluído algunas novedades. En sus anteriores trabajos tocó, versionó y/o actualizó la copla, algunos boleros y canciones de toda la vida, sobretodo del continente americano, del sur claro.

En éste se ha centrado en el bolero, pero con una particularidad, ha buscado boleros de los años 40-50 no muy conocidos, que por alguna razón quedaron olvidados en el baúl de las canciones, son boleros que además ya tenían influencias de Jazz porque son de la época en que el Jazz entró en Cuba, y ahora los ha hecho todavía más jazzísticos. Son todos cubanos excepto uno que es de una Portoriqueña (Sylvia Rexach) y Martirio lo presenta como el primer bolero feminista, y es que es cierto que el bolero, como la copla, siempre ha sido un tanto machista. En este bolero es la mujer la que toma la iniciativa y la decisión.

MartirioUna idea muy buena ha sido el hacer un disco que, en toda su duración cuente una historia. Una suite. El disco habla de la historia del amor y comienza contándonos cómo es el primer enamoramiento, cómo lo escondemos y luego cómo lo sacamos a la luz, cómo lo vivimos y cómo llega un punto en que muere el amor hasta la dolorosa ruptura, que no es el final sino que se renace y se vuelve a vivir y termina felizmente con un nuevo enamoramiento.

Otra estupendísima novedad es la banda que arropa y hace que éste sea un buen disco. Habiendo hecho ya buenos trabajos con el gaditano Chano Domínguez ahora Martirio pasa a trabajar con músicos internaciones, un trío de primera línea:
Kenny Drew al piano, George Mranz al contrabajo y Dafnis Prieto a la batería

Parece que el bolero estuviera esperando al Jazz para ser completado, es una combinación perfecta.

Concierto.

Aún no tengo el disco pero el 10 de Noviembre acudí al concierto con el que nos lo presentaron a Málaga en el teatro Cervantes durante el festival de Jazz.

En el escenario me encontré, a la derecha, la batería del cubano afincado en Nueva York Dafnis Prieto, al fondo el contrabajo del Checo George Mranz y el piano de cola de Kenny Drew, hijo del Bronx, a la izquierda.

Comenzó el concierto el trío en solitario con un tema muy bueno, un bolero-jazz instrumental muy vivo (espero que en el disco estén incluídos los temas instrumentales que tocaron), para luego aparecer Martirio con un vestido negro, sus gafas negras y una peineta que recordaba a la estatua de la Libertad.

Martirio en concierto

En general me gustó mucho el concierto, y he de suponer que por tanto me gustará el disco. Aunque me pareció que la interpretación de Martirio no llegaba al nivel de sus discos anteriores.
Al ser todos boleros tenían todos el mismo tono aproximadamente, me hubiera gustado escuchar en uno de los temas un sentimiento más desgarrador, ya sea de rabia o de amor imposible de contener. De todas formas habrá que escuchar el disco.
La verdad es que lo que más admiro de esta artista es su amor por la música, lo que la hace estudiar e investigar y no repetir siempre lo mismo. Buscar en temas olvidados, tratar de renovarlos mezclándolos con nueva y buena música actual. En cuanto a versionar es una maestra, no es nada fácil versionar.

Lo mejor del concierto fue que me llevé una muy grata sorpresa al escuchar a los músicos, un trío fantástico, sensacionales, con un sonido muy limpio.
Kenny Drew, un hombre enorme y tímido, por cierto, me pareció un pianista buenísimo haciendo unos solos en todas las canciones, ¡a cuál mejor!, haciendo sonar su piano a bolero 100% o recordando el jazz más norte-americano. Hubo un tema en que dejaron al piano en solitario interpretando una música que me trajo a la mente a Chopin (aunque no entiendo mucho de música clásica), un tema lento, triste, melancólico que pasado un tiempo comienza a ver alegría, a subir de ánimo llegando a ser feliz y pasando de una forma sensacional, casi sin darte cuenta, del piano clásico al jazz siendo la misma música, para terminar de nuevo lentamente con la parte clásica.
Prieto, el batería estuvo muy bien, muy ágil y siendo discreto, en su papel de batería de bolero, tocando con las baquetas de balada (no recuerdo el nombre).
Y el contrabajista era el complemento perfecto para el piano, incluso era el solista perfecto. En un tema sólo están la voz de Martirio y el contrabajo, pellizcado y tocado con arco, siendo el primer single y vídeo promocional grabado por Trueba.


Ver vídeo en youtube.


Enlaces interesantes

  • En lanota.es hay un interesante dossier sobre Martirio, biografía y discografía. http://www.lanota.es
  • Presentación del disco en
Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: