¿Qué tal Dolly?

¿Conoces el “Hello Dolly” interpretado por Louis Amstrong? Seguro que sí:

Pues aquí tienes otras curiosas versiones  de esta canción.

En primer lugar nuestro particular Louis Amstrong, Diego Carrasco. Es un cantaor y guitarrista flamenco que en esta ocasión se mete entre sonidos Jazzeros pero mantiene la esencia Carrasco, esa frescura, libertad y alegría que la transmite en la canción.
Versión de Diego Carrasco:

Investigando un poco por internet descubro que ya Luis Aguilé trasladó allá por el 1964 este tema de New Orleans a España:
http://www.goear.com/listenwin.php?v=877acf7
Luís Aguilé, ¿Qué tal Dolly?

Luis Aguilé mantuvo ese tono de swing, de Jazz con los metales animando la canción.

En cambio por la misma época, poco más o menos, se hizo otra adaptación de este tema más popero, al estilo de los años ’60 con arreglos de orquesta (violines y demás). La hizo una cantante que se llamó Rosalía:

Como curiosidad, Rosalía cantó “La chica ye-yé” antes que Concha Velasco, aunque sólo se conozca a la segunda:
[http://www.youtube.com/watch?v=u0qBXbNtQsk]

Curiosas versiones, y existen más que ni he escuchado ni he encontrado.
Mira por ejemplo esta carátula de un EP de Rudy Ventura:
Ruddy Ventura "¿Qué tal Dolly?"

Anuncios

Algunos Fados

Después de la reseña del concierto de Dulce Pontes y movido por el comentario de todofinal hago un breve comentario sobre los fados que escucho, para todo aquél que no conozca el fado.

Escucho fado cantado por mujeres, apenas le he prestado atención a los cantantes masculinos, no me llama la atención, creo que me transmiten más las mujeres.
Como fadistas recomiendo sobretodo a Mariza. También tenemos a Misia y a Cristina Branco.

Mariza para mí es lo más, una mujer que canta con desgarro, con el alma. Mientras que Misia es el modelo de la forma de cantar clásica. Cristina Branco también es clásica pero con una voz más dulce, más calmada, más contenida.
Además, por supuesto de Dulce Pontes, pero a mí ésta me gusta sobretodo en el resto de repertorio. Sin duda hizo una gran labor dentro del fado ya que fue de las pioneras (una vez pasado el periodo de Amália Rodrigues, claro) pero me gusta mucho más cuando hace canción o lo que algunos llaman música del mundo.

Pero como mejor que hablar es escuchar, veamos algunos ejemplos:

Dulce PontesLágrima.
Versión en directo. Este vídeo es del ’95, ¡vaya diferencia con la Dulce de hoy día!

Misia Lágrima.
La misma canción, así vemos más fácilmente la diferencia de intérprete.
http://www.goear.com/listen.php?v=522e3e6

Cristina BrancoTrago fado nos sentidos

MarizaCabaleiro Monge

MarizaHá uma música do povo

Y con José Mercé
http://www.goear.com/listen.php?v=590a498

Mariza Oh gente da minha terra

Y terminamos tal y como Dulce cerró su concierto de Fuengirola:

Dulce PontesCanção de mar

Cansión instrumentá del hombre que tenía el reco del mundo de llevarse más tiempo hablando… (Mojinos Escozíos)

Pa’ jartarse de reír

Sí, este título tan cortito resume perfectamente esta canción. ¡Qué peshá de reír!
¿De qué va a ir esta canción con este título? Pues de un colega que habla, habla, habla, y sigue hablando. Y eso nos cuenta la canción, nos cuenta las cosas que le pasa a este hombre que no puede parar de hablar, hasta que los músicos que le acompañan no aguantan más y tratan de matarlo. Aunque les cuesta.

Este tema me lo puso una amiga sin tener ni idea de lo que iba, ¡y me partí de risa!
Desde entonces me lo pongo de vez en cuando si estoy de buen humor y tengo ganas de reírme.

Mojinos
Este grupo no es que haga buena música pero hacen canciones muy divertidas, son unos guasones.
El primer grupo que conocí que hacía este tipo de canciones fue “No me pises que llevo chanclas”, sevillanos y muy divertidos, y éstos ha seguido la saga. Al fin y al cabo provienen de la misma tierra.

Recomendable para todo el que tenga buen humor y risa fácil.

Lucía (Joan Manuel Serrat)

Bonito nombre para una preciosa canción

Una de las canciones que más me emocionan. De las mejores canciones que ha compuesto e interpretado Joan Manuel Serrat, que no es decir poco.
No sé si alguna vez existió Lucía en la vida de Serrat, pero si así fue realmente tuvo que amarla para crear esta preciosa canción de amor.
Desde 1971, fecha en que salió a la luz, ha sonado miles de veces y ha sido versionada otras tantas.

Para mí la mejor versión es la original, la que cantara Joan Manuel Serrat.
Es la más rápida de todas las que he escuchado, como si no quisiera hacer una canción melosa, aunque no por eso deja de llegar al corazón, y es también la más intensa. Está maravillosamente arreglada, como la mayoría de las canciones de Serrat, con un amplio abanico de instrumentos: el protagonismo del piano que no puede faltar en sus canciones, la sección de cuerda, la base rítmica, los coros, etc.

Serrat

Cuando una canción me gusta tanto es difícil que acepte una versión.

De las que he escuchado me han gustado la interpretada por Pasión Vega y algo menos la del recopilatorio en homenaje al compositor en el disco “Cuba canta a Serrat” interpretada por Haila. Ambas del 2005.
Pasión Vega, en la versión que grabó en directo en el teatro Maestranza, está muy bien acompañada por un piano y un solo violín, creando una balada íntima y llena de pasión, valga la redundancia, gracias a la gran voz de esta cantante.
La segunda versión busca aún más intimidad ya que también es muy lenta y Haila se acompaña solo con un piano.

Pasión Vega en el MaestranzaHomenaje de Cuba a Serrat

La tarara (Federico García Lorca) (por Chano Domínguez)

El piano más español: Chano Domínguez.

Chano al pianoChano Domínguez, pianista gaditano e internacional.
Chano es uno de los más grandes pianistas que existen actualmente en el mundo musical, y a mi parecer el que mejor a conseguido fusionar el jazz con el flamenco, aunque no sólo con el flamenco sino también con la copla y las canciones populares de éste y del otro lado del charco.

En esta reseña quiero mostrar un poquito de su arte viendo la maravilla que ha hecho con un tema popular, con la canción de García Lorca “La tarara”.

Soy muy crítico con las versiones de las canciones que conozco y amo, pero cuando encuentro una buena versión de alguno de estos temas me sobrecoge. Esto es lo que me ha ocurrido en este caso.
Respecto a esto dice Chano «…cuando empecé a tocar jazz, a tocar estándares americanos de películas, como “Autumn Leaves” [“Les feuilles mortes”], “Días de Vino y Rosas” [“Days of Wine and Roses”] o “Someday My Prince Will Come” –que son temas maravillosos y que aún toco hoy en día– me di cuenta de que en los años 30 y 40 cuando los músicos de jazz iban a las jam sessions improvisaban esa música, que eran las canciones que ellos conocían desde pequeño. Fue esto lo que me incitó a coger temas que yo conocía de siempre y tocarlos como si fuesen estándares de jazz. Creo que hay un montón de composiciones, tanto de aquí (la canción española, la copla, la canción popular, la tradicional…), como del otro lado del charco (el bolero, el tango, la milonga…) que están escritas en castellano y que sencillamente me gusta interpretar. Disfruto tocando “Gracias a la vida”, “El toro y la luna”, o “La Tarara”. Son los estándares míos, los que conozco desde hace muchos años.» (Entrevista a Chano, tomajazz)

Conozco tres versiones de “La tarara” nacidas de las manos de Chano Domínguez, las tres en formación de trío: piano, contrabajo y batería.

Lorquiana
La primera que escuché fue la grabada con la grandiosa voz de Ana Belén, que combina estupendamente con el trío de jazz, para el disco Lorquianade 1998.
En este disco La tarara aparece como una canción popular e intensa muy fiel a la melodía original y a la vez muy jazzística. Espléndida por la voz y el sólo de piano. Chano está acompañado por otros grandes: Javier Colina al contrabajo y Guillermo McGill a la batería.

La segunda versión es del disco “Chano“, de 1993. Esta versión es instrumental y en la que Chano la desarrolla mucho más. De los 3:30 minutos de la anterior versión pasa a 7 estupendos minutos y medio, que terminan con un genial solo de batería que te deja pidiendo más.

Chano - Con alma
La tercera versión es la más reciente, pertenece al disco “con alma“, de 2005.
El trío de jazz vuelve a ser la clave aunque esta vez aumenta la velocidad y la intensidad del tema, disminuyendo la duración y el piano está mucho más desarrollado.

Recomendado para todo el que le guste el Jazz, la canción española y el piano.

es Carlito Marrón (Carlinhos Brown)

Carlinhos, el artista brasileño más conocido

Carlinhos Brown es Carlito Marrón.

Carlinhos Brown es un buen artista brasileño. No es brillante como los innolvidables Vinicius o Tom Jobim, no tiene una gran voz ni tiene composiciones que deban pasar a la historia, pero tiene algo que lo ha llevado y lo mantiene en lo alto, posiblemente sea sus ganas de trabajar, de divertirse con la música y de experimentar con ella.

Carlinhos Brown es Carlito Marrón lo escuché por primera vez en casa de una amiga. El disco acababa de salir a la luz y cuando lo escuché lo primero que pensé fue “¡Qué hace un brasileño haciendo música cubana!” y no me gustó.
Admiro a los músicos que experimentan, que no se quedan haciendo siempre lo mismo porque haya tenido éxito y ventas, pero ciertamente es algo arriesgado y puede que salgan bodrios. Eso fue lo que pensé al escuchar este disco por primera vez, y me lo grabé por tenerlo, aunque estuve a punto de no hacerlo.
Ahora pienso que es de los mejores discos que tiene Carlinhos. Hay que escucharlo varias veces para sacarle jugo. Me resulta muy alegre y divertido.
La primera canción que se metió en mi cabeza fue “Aganju”. Tiene un ritmo muy pegadizo, con unos graves y percusión que te llevan durante toda la canción, algo así como los ritmos tribales para meterte en trance.
Después me encantó “Carlito Marrón”, es una canción muy fresca y divertida, aunque es mejor la versión que aparece en la película de Fernando Trueba “El milagro de Candeal” por los metales que acompañan, le dan mucha vida al tema.
Con “Combiaumoura”, “Yabà” y “Conga De Bongô” se mete de lleno en la isla vecina, Cuba.

En definitiva, éste me parece su disco más redondo.
Lo recomiendo a todo aquél que le guste la música sudamericana.

Por cierto, recomiendo ver la película de Trueba para conocer un poco más Cuba, Brasil, su cultura, su música y a Carlinhos y a Bebo Valdés.