De fuego y de agua (Mayte Martín y las hermanas Labèque), concierto en Fuengirola

Ni Mayte Martín ni las hermanas Labèque (Marielle y Katia) son muy conocidas fuera de sus círculos musicales, el flamenco la primera y la música clásica las segundas, aunque dentro de éstos tienen buen reconocimiento.
Sin embargo, siendo justos no puedo decir que Mayte se dedique al flamenco ya que, aunque haya cantado, grabado y ganado premios como cantaora de flamenco, también se ha dedicado a otros géneros, tales como el bolero o la canción con éxito.
Y así también a las hermanas Labèque les gusta salirse del muro que separa la música clásica de la que no lo es, o incluso abrirle puertas a este muro.

Mayte Martin y las hnas. Labèque

Mayte Martín y las hnas. Labèque

La primera, Mayte, canta y también compone algunos temas. Las segundas son pianistas, y las tres tienen un nivel bastante alto tanto en sus labores de intérpretes como en las ganas de investigar y disfrutar con la música, nada de repetir y hacer siempre lo mismo. La primera es catalana de nacimiento mientras que en las segundas se encuentran orígenes franceses, italianos y españoles, bien sea por nacimiento, rama familiar o cercanía.
En principio no tienen nada que ver, ni por origen ni por género musical, pero gracias a la inquietud de las Labèque que tenían ganas de hacer un trabajo con música española dieron con Mayte.
El encuentro fructificó, se añadió alguien más, el compositor y arreglista Joan Albert Amargós y juntos los cuatro se pusieron a trabajar durante mucho tiempo, y el resultado fue en primer lugar el espectáculo al que asistí en Fuengirola y que llevan interpretando desde hace algunos meses y el disco que recientemente ha salido al mercado, ambos con el mismo título: “De fuego y de agua”.

Este título se lo pusieron haciendo alusión a lo pasional del repertorio español y a la que ellas le han puesto al trabajo, de ahí el fuego. Y el agua representa su capacidad de adaptarse, su claridad, pureza y transparencia.

De fuego y de agua

De fuego y de agua

EL DISCO, que ha salido hace muy poquito, se compone de canciones para escuchar sentados y atentos, interpretadas únicamente por la voz de Mayte y los dos pianos de Katia y Marielle.
Son canciones del espectro de canciones populares españolas, música clásica española y temas de Mayte Martín. Por ejemplo, han musicado una de las canciones populares recogidas por Federico García Lorca, o versionado a Falla y a Rodrigo, con arreglados de Joan Albert Amargós al estilo de música culta.
Sólo una canción que no es española ha conseguido hacerse un hueco en el disco, no es española pero no se aleja demasiado, se trata de “Sus ojos se cerraron”, un tango de Gardel y Le Pera.

Las canciones que componen el disco son:

  • “Capricho por bulerías”. Una versión (versión culta, como digo) del famoso “Anda jaleo, jaleo”.
  • “Soneto de amor”. Ésta es una canción que compuso Mayte basada en un poema de Rafael de León.
  • “Inténtalo encontrar”. Una bulería realmente bonita que Mayte ya interpretó en su disco “Querencia”.
  • “Acaríciame por dentro”. Una balada de la propia Mayte.
  • “Canción de amor”. Tema instrumental para dos pianos de Paco de Lucía y J.A. Amargós.
  • “Adela”. De las canciones españolas de Joaquín Rodrigo, un tema muy lento, muy corto y muy bonito.
  • “La maja dolorosa”. De la colección de tonadillas de Enrique Granados y Fernando Periquet.
  • “Nana”. De las siete canciones populares de Manuel de Falla.
  • “Pastorcillo santo”. Del Retablo de Navidad de Joaquín Rodrigo y Lope Félix de Vega Carpio.
  • “Las morillas que me enamoran”. Tradicional arreglada por J.A. Amargós.
  • “Gacela del amor imprevisto”. Del poema de Federico García Lorca.
  • “Sus ojos se cerraron”. De Carlos Gardel y Alfredo Le Pera. Se nota levemente el toque del tango.
  • “Vidalita”. De Juan Valderrama. Es éste un cante clásico de Valderrama y se nota el poso flamenco.
  • “Variaciones sobre un zorongo”. Arreglos sobre el Zorongo Gitano.
    (“La luna es un pozo chico,
    las flores no valen nada,
    lo que valen son tus brazos cuando de noche me abrazan…”)

Todas ellas están arregladas por J.A. Amargós.

Es un buen disco sobretodo por su originalidad, no es un disco de música clásica, pero tampoco de música popular, y tampoco es un disco de fusión, pero tiene posos de música clásica, de música popular y de flamenco. Toques suaves.

Entrada del concierto

Entrada del concierto

EL CONCIERTO, enmarcado en el XIII Festival de Fuengirola, en el Castillo de Sohail fue un concierto muy bonito, tranquilo e íntimo. El sitio es muy bonito pero quizás para este concierto hubiera sido aún mejor un lugar más cerrado o más recogido.

Es espectáculo lo comenzaron a dúo de pianos las hermanas Labèque, con un piano de cola enfrentado al otro y las hermanas viéndose las caras. Comenzó con la parte más clásica: la Rapsodia española de Maurice Ravel y la Canción de amor (para dos pianos) de Paco de Lucía y Joan Albert Amargós.
Llamaba la atención lo distintas que son Marielle y Katia en cuanto a forma de ser, la primera es más tímida y la segunda más explosiva. La primera tocaba sin despegarse del piano y la segunda se movía, gesticulaba y lanzaba la melena al viento.
Fue sobretodo en esta parte en la que eché en falta un sitio más cerrado ya que al estar al aire libre o quizás por el volumen de los altavoces no se escuchaba bien la parte más baja de los temas.

Después se hizo una pausa en la que los pianos cambiaron de posición, de estar unidos como si de dos piezas de puzle se tratara pasaron a separarse para dejar un hueco en medio donde se sentaría Mayte quedando ella de cara al público y las pianistas de costado, casi de espaldas.

Actuación

Actuación

Comenzó así la segunda parte del concierto en la que Mayte iba presentando cada dos o tres temas las canciones. Y cantó el disco completo, ni más ni menos.
A Mayte se la ve una mujer firme, de carácter (por eso quizás su trabajo no ha sido comercial pero se ha mantenido) y quizás fue por eso que me sorprendió mucho el matiz dulce y limpio que tiene su voz cuando canta  los temas más lentos y sentidos, casi susurrando, como con la Nana de Falla.
También es muy sobria en las interpretaciones, no hace gorgoritos ni adornos ni grandes arranques de rabia. Nada de excesos, su interpretación es muy contenida.
Personalmente me llega de una forma más fácil las interpretaciones más “exageradas”, pero se agradece mucho que exista variedad.

Fue un concierto bonito y difícil, aunque las canciones son muy lentas en general así que había que saber bien a lo que se iba.

Repertorio del concierto

Repertorio del concierto

Se notaba una buena compenetración entre las tres y tuvieron un bonito detalle. Una espectadora quería escuchar a toda costa la canción “S.O.S.”, se lo pidió a Mayte en el encuentro digital que tuvieron en El Mundo y se pidió a voces en el concierto, pero es un tema que no está en el disco y las pianistas no la conocen así que no pudieron tocarla, y así lo dijo Mayte en varias ocasiones, pero para no irse sin más nos regalaron una última interpretación de “Inténtalo encontrar”.

En cuanto a la organización del evento, como ya comenté en mi reseña sobre el concierto de Dulce Pontes, merece una felicitación por lo bien hecho, aunque en esta ocasión sí es cierto que hubo un fallo, y es que el programa que nos entregaron a la entrada varió sin previo aviso y se hizo un intermedio cuando no estaba programado  según el programa lo que nos desconcertó a algunos.

Al final del concierto vendieron este disco por 15€ y permitieron a los poquitos que nos quedamos pasar y hablar con Mayte, Marielle y Katia.

Con Mayte Martin

Con Mayte Martín

Os dejo unos vídeos para que os hagáis una idea.

Vídeo promocional del disco: “Inténtalo encontrar”.

Vídeo promocional, “Capricho por bulerías”:

Vídeo promocional, tema “Vidalita” en directo:

Vídeo casero de tiojimeno en el concierto de Fuengirola (“Inténtalo encontrar”).

Anuncios

La tarara (Federico García Lorca) (por Chano Domínguez)

El piano más español: Chano Domínguez.

Chano al pianoChano Domínguez, pianista gaditano e internacional.
Chano es uno de los más grandes pianistas que existen actualmente en el mundo musical, y a mi parecer el que mejor a conseguido fusionar el jazz con el flamenco, aunque no sólo con el flamenco sino también con la copla y las canciones populares de éste y del otro lado del charco.

En esta reseña quiero mostrar un poquito de su arte viendo la maravilla que ha hecho con un tema popular, con la canción de García Lorca “La tarara”.

Soy muy crítico con las versiones de las canciones que conozco y amo, pero cuando encuentro una buena versión de alguno de estos temas me sobrecoge. Esto es lo que me ha ocurrido en este caso.
Respecto a esto dice Chano «…cuando empecé a tocar jazz, a tocar estándares americanos de películas, como “Autumn Leaves” [“Les feuilles mortes”], “Días de Vino y Rosas” [“Days of Wine and Roses”] o “Someday My Prince Will Come” –que son temas maravillosos y que aún toco hoy en día– me di cuenta de que en los años 30 y 40 cuando los músicos de jazz iban a las jam sessions improvisaban esa música, que eran las canciones que ellos conocían desde pequeño. Fue esto lo que me incitó a coger temas que yo conocía de siempre y tocarlos como si fuesen estándares de jazz. Creo que hay un montón de composiciones, tanto de aquí (la canción española, la copla, la canción popular, la tradicional…), como del otro lado del charco (el bolero, el tango, la milonga…) que están escritas en castellano y que sencillamente me gusta interpretar. Disfruto tocando “Gracias a la vida”, “El toro y la luna”, o “La Tarara”. Son los estándares míos, los que conozco desde hace muchos años.» (Entrevista a Chano, tomajazz)

Conozco tres versiones de “La tarara” nacidas de las manos de Chano Domínguez, las tres en formación de trío: piano, contrabajo y batería.

Lorquiana
La primera que escuché fue la grabada con la grandiosa voz de Ana Belén, que combina estupendamente con el trío de jazz, para el disco Lorquianade 1998.
En este disco La tarara aparece como una canción popular e intensa muy fiel a la melodía original y a la vez muy jazzística. Espléndida por la voz y el sólo de piano. Chano está acompañado por otros grandes: Javier Colina al contrabajo y Guillermo McGill a la batería.

La segunda versión es del disco “Chano“, de 1993. Esta versión es instrumental y en la que Chano la desarrolla mucho más. De los 3:30 minutos de la anterior versión pasa a 7 estupendos minutos y medio, que terminan con un genial solo de batería que te deja pidiendo más.

Chano - Con alma
La tercera versión es la más reciente, pertenece al disco “con alma“, de 2005.
El trío de jazz vuelve a ser la clave aunque esta vez aumenta la velocidad y la intensidad del tema, disminuyendo la duración y el piano está mucho más desarrollado.

Recomendado para todo el que le guste el Jazz, la canción española y el piano.